quarta-feira, 24 de novembro de 2010

Novena de Natvidad - Segundo Día Lema: “Cielos, dejen caer el Rocío de las alturas”




Bienvenida
(Preparar el ambiente, las cuatro velas que serán prendidas en el momento oportuno, la Biblia y si es posible, una planta con brotes. Iniciar con una buena bienvenida, un momento de silencio, de oración personal…).

Encendido de las velas (una persona de la familia enciende las velas y reza): Bendito seas, Dios de nuestros Padres, Porque iluminas nuestras vidas Con la luz de Jesucristo Señor de la Justicia Fuerza de los débiles A quien esperamos Con todo cariño. Amén.

Canto de inicio
(Canto apropiado)

Recordar la Vida
Buenos Aires, 18 de septiembre de 2009 - 20:51 hs.
DERECHOS HUMANOS
Marchan por el testigo Julio López, a tres años de su desaparición.
Se cumplen tres años de la desaparición de Jorge Julio López, el testigo en el juicio que condenó al represor Miguel Etchecolatz a prisión perpetua. La familia y organizaciones políticas y sociales reclaman que se active la causa.
A tres años de la desaparición de Jorge Julio López, el testigo en el juicio que condenó al represor Miguel Etchecolatz a prisión perpetua, organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos marcharon en Capital hacia la Plaza de Mayo y en La Plata desde la Plaza Moreno hasta la Plaza San Martín. Encabezada por la agrupación Encuentro, Memoria, Verdad y Justicia, la marcha comenzó en la plaza de los Dos Congresos, en dirección a la Casa de Gobierno. En tanto, en La Plata se realizó una marcha organizada por los organismos de derechos humanos nucleados en Justicia Ya-La Plata.
http://www.terra.com.ar/canales/politica/206/206893.html
¿Conocemos algún caso parecido en nuestro barrio? ¿En nuestra comunidad? ¿En nuestra familia? Podemos compartir los testimonios que conocemos.

Himno
(Canto apropiado)
Salmo 85 (84)
Voy a proclamar lo que dice el Señor: el Señor promete la paz, la paz para su pueblo y sus amigos, y para los que se convierten de corazón.
Su salvación está muy cerca de sus fieles, y la Gloria habitará en nuestra tierra.
El Amor y la Verdad se encontrarán, la Justicia y la Paz se abrazarán;
la Verdad brotará de la tierra y la Justicia mirará desde el cielo.
El mismo Señor nos dará sus bienes y nuestra tierra producirá sus frutos.
La Justicia irá delante de él, y la Paz, sobre la huella de sus pasos.
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
Después del canto del Salmo, hacer un momento de silencio, pudiendo enseguida repetir -sólo repetir- la frase o palabra que más ha tocado el corazón, concluyendo este momento con la oración siguiente, rezada por el coordinador.

Oración Sálmica
Dios, Señor de la justicia y de la paz, con la venida de tu hijo y su gloriosa resurrección confirmaste tu inmensa bondad para con todos nosotros. Ayúdanos a recibir los beneficios de la salvación que viene de Ti y que de la tierra brote amor y fidelidad. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Lectura Bíblica Isaías 45,6b-8.18.21b-25
Lectura del Profeta Isaías


Yo soy el Señor, y no hay otro. Yo formo la luz y creo las tinieblas, hago la felicidad y creo la desgracia: yo, el Señor, soy el que hago todo esto. ¡Destilen, cielos, desde lo alto, y
que las nubes derramen la justicia! ¡Que se abra la tierra y produzca la salvación, y que también haga germinar la justicia! Yo, el Señor, he creado todo esto.
Porque así habla el Señor, el que creó el cielo y es Dios, el que modeló la tierra, la hizo y la afianzó, y no la creó vacía, sino que la formó para que fuera habitada:
Yo soy el Señor, y no hay otro.
¡Sí, deliberen todos juntos! ¿Quién predijo esto antiguamente y lo anunció en los tiempos pasados? ¿No fui yo, el Señor? No hay otro Dios fuera de mí; un Dios justo y salvador, no lo hay, excepto yo.
Vuélvanse a mí, y serán salvados, todos los confines de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay otro. Lo he jurado por mí mismo, de mi boca ha salido la justicia, una palabra irrevocable: Ante mí se doblará toda rodilla, toda lengua jurará por mí, diciendo: Sólo en el Señor están los actos de justicia y el poder.
Hasta él llegarán avergonzados todos los que se enfurecieron contra él. En el Señor hallará la justicia y se gloriará toda la descendencia de Israel.
Palabra de Dios
Todos: Te alabamos, Señor.

Meditación. Compartir
Hemos escuchado la Palabra de Dios. Ahora vamos a cerrar los ojos y, por un momento, en silencio, vamos a dejar que ella caiga bien tranquila en nuestro corazón (momento de silencio). Repitamos en silencio, con calma, sin apuros algunas frases o palabras importantes.
Vamos también a compartir: ¿Cuál fue la frase que más me llamó la atención?, ¿cuál es la palabra que más me sacudió? ¿Por qué?
Escuchando esta Palabra y pensando en nuestra realidad, ¿qué nos quiere decir Dios? ¿Cuál es la novedad que nos trae? ¿Qué les parece? ¿Qué tendríamos que hacer para que esa promesa de Dios por medio de Isaías se haga realidad?

Cántico de María
“Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador, porque él miró con bondad la pequeñez de su servidora. En adelante todas las generaciones me llamarán feliz, porque el Todopoderoso ha hecho en mí grandes cosas: ¡su Nombre es santo! Su misericordia se extiende de generación en generación sobre aquellos que lo temen. Desplegó la fuerza de su brazo,
dispersó a los soberbios de corazón.

Derribó a los poderosos de su trono y elevó a los humildes. Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricos con las manos vacías. Socorrió a Israel, su servidor, acordándose de su misericordia, como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y de su descendencia para siempre”.
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
Preces
Queridos hermanos, con María y con todos los que esperan la venida del Señor, recemos con fe. A cada intención respondemos: “Ven, Señor Jesús”
- Señor Jesucristo, que al hacerte humano como nosotros nos revelaste tu divinidad, concede vida al mundo con tu venida. Oremos.
- Tú que has asumido la fragilidad de nuestra condición humana, ten misericordia de nosotros. Oremos.
- Tú que vives eternamente y todo lo gobiernas con justicia, por tu bondad ayúdanos a construir una patria de hermanos. Oremos.
- Intenciones espontáneas.
Acuérdate de nosotros, Señor, cuando vengas en tu Reino y enséñanos a rezar. Padre Nuestro.


Oración
Señor Dios, liberación de todos los que esperan en Ti, concede a tu pueblo que espera el nacimiento de tu hijo Jesús, el coraje de seguir sus pasos y colaborar para que en el mundo llegue la salvación anunciada. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.
Bendición
El Dios de la esperanza, de la alegría y de la paz permanezca con todos nosotros, por los siglos de los siglos. Amén.
Despedida
Fonte: Arquidiocesi de Salta

Nenhum comentário: